Jessica Alba promocionando terminales con Windows Phone.

¿Windows Phone no es sexy?

Thomas Zilliacus trabajó en Nokia durante quince años, fue CEO regional durante tres y también se desempeñó como consultor externo. Se marchó a mediados de la década del noventa para dar forma a su propia compañía, Mobile FutureWorks. Tiempo después, la industria móvil no es la misma: Nokia perdió su lugar en el trono a manos de fabricantes como Samsung, que basan sus desarrollos en Android, sistema operativo que acapara el 80 por ciento del mercado, según datos provistos por IDC y Gartner. En tal contexto, el pasado 3 de septiembre Microsoft anunció la compra de Nokia por 7.2 millones de dólares. Ese mismo día, Zilliacus fundó Newkia.

Newkia es como el ave fénix que renace de las cenizas de Nokia. Al menos este es el concepto del titular que escogió el medio ZDnet para una entrevista realizada a Zilliacus. La nueva firma con sede en Singapur procura adoptar el know how de Nokia, en la creencia de que esta compañía es la mejor del sector en lo que refiere al desarrollo de hardware. Zilliacus destaca la buena adopción de la gama Lumia. Ahora bien, el ex ejecutivo de la finlandesa sostuvo que la venta de Nokia refleja que haber apostado por Windows Phone ha sido el gran error de Stephen Elop, CEO de una compañía que lideraba el mercado hace no mucho tiempo. “Nokia, que hace solamente tres años era líder en el mercado de los teléfonos móviles, hoy es una marca pequeña e insignificante”, afirmó Zilliacus en le citada entrevista.

“Hay un problema de imagen: Microsoft no es percibida como una compañía sexy”, sostuvo y agregó que los desarrolladores piensan que es más cool trabajar para Android e iOS de Apple. En el rincón de los usuarios, Zilliacus sostuvo que “simplemente no quieren Windows Phone”. Estas opiniones no encajan con el crecimiento de esta plataforma que, incluso lejos de Android e iOS, ha ganado para sí el tercer escalafón relegando a una alicaída BlackBerry.

Newkia planea lanzar su primer equipo dentro de un año. Estaremos atentos a su evolución.

Compartir

Share on facebook
Share on twitter
Share on email
Share on whatsapp

Seguí leyendo