Todo lo que hay que saber sobre el “código responsivo”

Para adentrarnos en el concepto de código responsivo, es preciso indicar, en primera instancia, de qué se trata el diseño responsivo o responsive design. Este tipo de diagramación de un sitio web responde en forma automática al tamaño del dispositivo en el que está siendo visualizado, adaptándose al tamaño de su pantalla y ordenando su contenido en forma coherente. De este modo, si se accede a un sitio de diseño responsive desde una computadora de escritorio, un teléfono móvil o una tableta, el mismo ajustará lo que exhibe identificando el tipo de soporte.

En un mercado cada vez más multiplataforma, la implementación de un sitio que sea responsivo resulta fundamental para acceder a más usuarios, bajar las tasas de rebote, reducir costos de desarrollo y, en definitiva, elevar el éxito del proyecto online.

Una vez explicado esto, ¿de qué se trata el código responsivo? Evidentemente, es aquel que se adapta a las exigencias de las diversas pulgadas de los screens disponibles en el mercado. Al hablar de código, hacemos referencia a lo que muchos conocen por el término embed, una serie de caracteres que, en conjunto, permiten incrustar contenido (imágenes, audios, videos, etc.) en un sitio web, en forma usualmente sencilla.

No todas las plataformas ofrecen códigos responsivos. Sí lo hacen Twitter, Scribd y Souncloud, por mencionar algunos ejemplos. Sin embargo, sitios populares como YouTube, Instagram o Vimeo aún no incorporan esta posibilidad, tal como indica Héctor Russo en geekroom.com. Para ello aparece una solución conocida como Embed Responsively. Disponible en la web, permite adaptar diversos tipos de códigos a la modalidad responsiva para copiar y pegar.

Compartir

Share on facebook
Share on twitter
Share on email
Share on whatsapp

Seguí leyendo