#KuToo, El Nuevo #MeToo De Las Mujeres Japonesas

Las mujeres japonesas son las nuevas protagonistas de un movimiento que busca la igualdad de género. Bajo la consigna de #KuToo, un slogan que no solo imita al hashtag pionero #MeToo sino que es un juego de palabras entre “kutsu” (calzado) y “kutsuu” (dolor), las militantes denuncian un código de vestimenta que las obliga a usar zapatos de taco alto en el entorno laboral.

Aproximadamente 20.000 trabajadoras niponas se unieron contra la desigualdad del código de vestimenta laboral.

Si hay algo que no se puede negar, es que el movimiento feminista creció exponencialmente en los últimos tiempos. No solo más mujeres salieron a las calles a protestar, sino que a lo largo de las redes sociales se crearon varias acciones que incitaban a compartir las experiencias y apoyarse entre sí. La mayoría de esas campañas tenían en común el lugar del que surgieron y fueron implementadas: Occidente. Sin embargo, el más reciente hashtag social nació literalmente en el otro lado del mundo.

Las mujeres japonesas son las nuevas protagonistas de un movimiento que busca la igualdad de género. Bajo la consigna de #KuToo, un slogan que no solo imita al hashtag pionero #MeToo sino que es un juego de palabras entre “kutsu” (calzado) y “kutsuu” (dolor), las militantes denuncian un código de vestimenta que las obliga a usar zapatos de taco alto en el entorno laboral. 

Cerca de 20.000 mujeres adhirieron a la campaña, ya sea con su firma o compartiendo su experiencia. Las historias son varias: desde cómo son obligadas a llevar zapatos con taco en entrevistas laborales para ser consideradas para la posición, hasta relatos sobre cómo tuvieron llamados de atención y en algunos casos incluso llegaron a ser despedidas por no cumplir con esa ley tácita existente en las diferentes empresas. Es que el detalle más curioso es justamente que la mayoría de las compañías no tienen un código de vestimenta formal que las obligue a usar estos calzados. Pero las trabajadoras son tratadas como si lo hubiera debido a las tradiciones niponas y las expectativas sociales que genera.

Según un informe del Foro Económico Mundial, de los 149 países analizados Japón ocupa la posición 110 en el ranking de igualdad de género, donde el número 1 es el país con mejores condiciones y el 149 con las peores. Para intentar revertir esta condición es que Yumi Ishikawa, la actriz fundadora del movimiento feminista #KuToo, presentó una petición ante el Ministerio de Salud, Trabajo y Bienestar Social protestando contra ese código de vestimenta tácito.Si bien desde el Ministerio respondieron que es “profesionalmente necesario y apropiado”, la petición será revisada en profundidad. Quizás, teniendo en cuenta la popularidad del movimiento feminista en estos tiempos, esta petición pueda convertirse en una nueva conquista para las mujeres. Con un poco de suerte, será un nuevo paso hacia la igualdad y vendrá sin el uso de zapatos de taco alto.

Compartir

Share on facebook
Share on twitter
Share on email
Share on whatsapp

Seguí leyendo