¿Mouse con cable o inalámbrico? Especialistas nos ayudan a elegir

El carácter inalámbrico es usualmente celebrado por los usuarios de dispositivos tecnológicos. Naturalmente, es una característica que propicia una libertad de movimientos que no permiten aquellos que cuentan con un cable, por más largo que éste sea. El cable siempre impondrá un límite, eso sin ahondar en los infames nudos y enredos. Ahora bien, a la hora de evaluar cuál es el mouse más conveniente para cada tipo de usuario, la relación no es tan llana. En tanto, tanto los inalámbricos como los ratones con cable tienen ventajas y desventajas dignas de ser repasadas.

Para echar luz sobre este asunto, TendenciasMag consultó al Departamento Técnico de la firma Noga. Especialistas nos brindan información útil y jugosos consejos para decidir si nos conviene comprar un mouse inalámbrico o uno con cable, según el uso que se le dará a este periférico cuyos orígenes nos remontan a tiempos mucho más lejanos de lo que muchos imaginan.

También puede interesar: El mouse gamer, sus 5 características relevantes

“Efectivamente, el mouse inalámbrico ofrece interesantes ventajas. La principal es la comodidad. Por ejemplo, es ideal para vincular una notebook al televisor y usar el mouse desde el sillón mientras elegimos una película del catálogo de algún servicio de streaming”, explican desde Noga y agregan que, en tanto, los modelos inalámbricos son ideales para el usuario promedio, también en la oficina y también para gamers de PC. Un ejemplo es el modelo Kronos Wireless Edition que, ideado principalmente para amantes de los videojuegos, cuenta con 1600dpi y un alcance inalámbrico de enter 5 y 10 metros.

“Eso sí, hay que tener en cuenta que los modelos Bluetooth pueden ser más costosos a largo plazo, puesto que muchos requieren incluir baterías para poder funcionar”, señalan los especialistas y destacan en el catálogo de Noga el modelo NGM-3800, el cual cuenta con ofrece un sistema de ahorro energético y que, de este modo, conjuga buenas noticias para el bolsillo sin resignar la libertad de movimientos propia de los ratones inalámbricos. Además, se trata de un modelo silencioso.

Hemos hablado de los gamers, acaso el público más exigente de la escena tecnológica. En ellos hay que detenerse para evaluar lo siguiente: que el mouse inalámbrico les permite moverse de aquí para allá durante las partidas sin estar pendiente del cable, aunque, por lo usual, aquellos modelos ofrecen una menor velocidad de respuesta en relación al mouse con cable. ¿Por qué ocurre esto? Desde Noga explican sobre la cabeza de los modelos inalámbrico pende la denominada “latencia” y que en entornos de juego 1 segundo de demora puede ser la diferencia entre el éxito o el nefasto game over.

Otros dos detalles son algo menos frecuentes en el interés de los usuarios, aunque vale la pena mencionarlos. Por un lado, el mouse inalámbrico puede sufrir ciertas interferencias (aunque desde Noga señalan que es algo muy inusual). Además, aquellos que deseen utilizar el mouse al entrar a la BIOS deberán hacerlo con un modelo con cable, puesto que la computadora no reconoce los inalámbrico hasta que inicia el sistema operativo.

“Los mouse con cable ofrecen una alta velocidad de respuesta, lo cual hace que los gamers más exigentes los elijan en nuestros puntos de venta”, cuentan desde el Departamento Técnico de Noga. Según explican, además son útiles para un público que aún no actualiza su tecnología y no cuentan con tecnología Bluetooth o un puerto USB para conectar el receptor.

Los especialistas consultados señalan que para eludir los inconvenientes del mouse con cable es bueno escoger modelos que llegan con refuerzo, como el Thanatos gaming mouse que llega con un cable tejido con filtro magnético.

Compartir

Share on facebook
Share on twitter
Share on email
Share on whatsapp

Seguí leyendo