MIT afirma que el control por voz entorpece la seguridad al volante

Aplicado en la conducción, los comandos por voz se han postulado como un conveniente nexo entre las herramientas tecnológicas de los vehículos y la seguridad vial. Gracias a este tipo de sistemas, los conductores pueden ajustar los niveles de calefacción, sintonizar una estación de radio o enviar un mensaje al tiempo que conducen, entre múltiples alternativas, todo ello sin apartar los ojos del camino, evitando distracciones que pueden derivar en un accidente. No obstante, nuevas investigaciones indican que los controles verbales también pueden distraer al conductor.

El estudio, el cual cuenta con el aval del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) y del Centro de Colaboración en Investigación de Seguridad de Toyota, determina que los beneficios que ostentan sistemas de comandos por voz disminuyen cuando es preciso llevar a cabo acciones de más dificultad que activar el climatizador. “En muchas ocasiones, usarlas para llevar a cabo tareas más complejas -como sintonizar la radio- lleva más tiempo que hacer esas mismas cosas manualmente y pueden hacer que los conductores aparten la vista de la carretera para confirmar que el sistema ha reconocido la orden correctamente y para escoger opciones de un menú”, se afirma.

En este sentido, Bryan Reimer, investigador del MIT, indica que “gran parte de la industria se ha centrado en la voz como una forma de interacción manos-libres y vista-libre, pero es más complejo que eso” y añade: “La voz tendrá un papel importante en los coches pero ahora entendemos que conlleva un coste”.

Thoman Dingus, director del Instituto de Transporte de la Universidad Politécnica de Virgina, en Estados Unidos, opinó: “Se cree que no existe un riesgo de seguridad si la interfaz de voz está bien diseñada, pero estamos intentando averiguar qué significa eso”. En esta línea, indica el informe que “estos resultados podrían ayudar a los fabricantes de vehículos a afinar sus diseños ahora que las interfaces de los automóviles son cada vez más informatizadas, conectadas y complejas”.

El estudio ha cobrado difusión en el marco del AutoShow de Los Ángeles 2013, que tendrá lugar hasta el 1 de diciembre. En la ocasión, Toyota hará demostraciones con un vehículo de investigación para medir la distracción de los conductores al tiempo que controlar diversos comandos mediante sus voces.

Compartir

Share on facebook
Share on twitter
Share on email
Share on whatsapp

Seguí leyendo