Pre-weekend: Con “Black Mirror” a la cabeza, estas son las mejores series para los amantes de la tecnología

No son un género específico dentro de las series, no poseen un estilo reconocido en la confección de los guiones y no están únicamente dirigidas a los amantes del cosmos tecnológico. Se trata de series de televisión que se inscriben en el terreno geek porque involucran cierto lenguaje tecnológico, porque sus protagonistas aman los equipos electrónicos y porque las noticias que giran en torno a esta industria se posan en el centro de las líneas argumentales. ¿Estas serán suficientes razones para por fin dar comienzo a un nuevo género?

Aunque la respuesta puede ser elocuentemente positiva, por el momento se trata de un buen número de argumentos que persisten por varias temporadas en distintas emisoras, ahora con Netflix a la cabeza, y que en todos los casos tienen a la tecnología como eje temático. Veamos algunos ejemplos para reconocer su existencia:

Black Mirror: Fresquita en Netflix, esta serie ya acumula un buen número de temporadas con capítulos que cuentan historias independientes unas de otras, aunque con un denominador común: la inyección de tecnología en la vida cotidiana de las personas. Por ejemplo, uno de sus mejores capítulos muestra una sociedad en la cual el smartphone permite dar un puntaje a las personas y así establecer una suerte de estátus new age, notablemente mediado por el avance digital. Recomendada para indagar nuestras conductas con la tecnología.

The Big Bang Theory: Esta serie fue estrenada en el año 2007 en Warner Channel y lleva un buen número de temporadas de éxito compartiendo la vida de Sheldon y Leonard, dos compañeros de apartamento apasionados por la ciencia, los videojuegos y el mundo del cómic. Cada una de las humoradas refieren al universo tecnológico que los rodea y se apoyan en un lenguaje científico y técnico, que provoca carcajadas gracias a las ocurrencias de un Sheldon que no imagina un mundo sin conocimientos exactos.

Virtuality: Esta serie estrenada en el año 2009 no alcanzó el vuelo pretendido por los creadores por lo que no experimentó un gran éxito, aunque su argumento era prometedor. Contó cómo diez astronautas que se lanzan a una misión de diez años en el espacio experimentan el encierro en una nave instalando un sistema de realidad virtual. Una serie de cámaras los filman en su faena y de esa manera forman parte de un reality show en el cual la tecnología también dice presente.

Silicon Valley: Con tres exitosas temporadas a la fecha, cuenta las desventuras de un tímido desarrollador que trabaja en una gran empresa en la meca de la industria tecnológica. Uno de los centros del humor: el algoritmo de una aplicación. ¿Eso causa risas? Pues hay que verla para dar con la respuesta.

Existen varios títulos más que se podrían encuadrar dentro de las series de este tipo, como: The IT Crowd, Chuck, Heroes, Fringe, Delhouse y The Prisoner, por nombrar algunos, por lo que la lista completa un buen grupo de tramas techie-interesantes con techie-seguidores.

Compartir

Share on facebook
Share on twitter
Share on email
Share on whatsapp

Seguí leyendo