Internautas, los seres sin paciencia

Dicen que los internautas son impacientes. Bajo esta contemplación especialistas aconsejan a quienes escribimos artículos en la Web que persigamos la brevedad, el espíritu conciso. Estas características también son requisito para los videos que se publican en Internet; tres minutos de duración es una verdadera exageración. Explicar por qué una misma persona es súper paciente frente a un televisor (siendo capaz de mirar una película durante dos horas sin pestañear o ir al baño) y a su vez súper ansioso en el ámbito online es materia de otro artículo, no de éste. Ahora no quisiera extenderme y perder su atención, señor lector.

Un estudio académico sostiene que existe una directa relación entre la calidad del servicio de streaming y la permanencia de los visitantes a un sitio web. Se indica que si un video tarda más de dos segundos en cargar, los usuarios comienzan a abandonar el sitio. A partir de allí, cada segundo extra se traduce en la pérdida en cerca de un 6 por ciento de visitantes. Asimismo el estudio indica que cuando los usuarios conocen la extensión del video en cuestión y saben que se trata de uno extenso, tienden a ser más pacientes.

Elocuente botón que sirve de muestra para esta tendencia es el éxito que registra Twitter desde su aparición en 2005. ¿Quién afirmaría por entonces que la restricción a 140 caracteres sería la piedra fundamental para un furor en Internet?

Hemos llegado al cuarto párrafo. Seamos coherentes: nos detenemos aquí.

Compartir

Share on facebook
Share on twitter
Share on email
Share on whatsapp

Seguí leyendo