El coche autónomo de Google se pone a prueba con los peatones más pequeños

En septiembre Google anunció la contratación de ex Hyundai y Ford para conducir los destinos de su vehículo de conducción autónoma. De este modo, el proyecto inicia un camino que ya excede el período de pruebas para inyectar sus promesas en el mercado. Para ello, el vehículo sale a las calles con la necesidad de ponerse a prueba en el campo de experiencia real.

Mientras que el self driving car de los de Mountain View había experimentado algunos inconvenientes al toparse con ciclistas en las calles, según recuerda Engadget, un post divulgado en Google Plus da cuenta de cómo interactúa el automóvil sin conductor cuando se cruza con los peatones más pequeños, los niños.

Google aprovecho la celebración de Halloween, ocasión en la cual en muchos países las calles se colman de niños. Con este ánimo promocional (subiéndose a la ola de notas con esta jornada como protagonista) los ingenieros de Google cuentan que los sensores y softwares que porta este vehículo son capaces de reconocer las particulares características de un niño (incluso disfrazado para Halloween) y también reaccionar antes los movimientos de ellos, en ocasiones más impredecibles que los de un adulto.

Se trata de una buena noticia para el futuro e implementación definitiva de estos automóviles en las calles.

Compartir

Share on facebook
Share on twitter
Share on email
Share on whatsapp

Seguí leyendo