Dos semanas con Lumia 720

Cuando probé el Lumia 920, el de mayor estirpe del catálogo local de Nokia antes de la reciente presentación de Lumia 925, dije que aquel smartphone parecía una celebridad paseándose por el supermercado: por caso, al utilizarlo durante mis viajes en subterráneo fueron muchos los pasajeros los que se voltearon para husmear el equipo: sus bordes redondeados, su acabado en una pieza y los colores de su carcasa, indudablemente, despiertan curiosidad.

En un cuerpo más delgado, liviano y menos glamoroso, 720 presenta casi el mismo funcionamiento de 920. Mientras que el de alta gama arroja 185 gramos en la báscula, 720 pesa 128 gramos: 57 gramos puede resultar un diferencia exigua, sin embargo no lo es a la hora de hacer uso de un dispositivo móvil.

Lumia 720 cuenta con una pantalla de 4,3 pulgadas con resolución de 800 x 480 píxeles. Su visibilidad es más que digna en condiciones poco favorables de luz. Su corazón de software es Windows Phone 8, un sistema operativo que se lleva para sí una cuota de apenas el 3,6 por ciento del mercado global. En tal sentido, muchos usuarios desearían la presencia de Android, líder por lejos en el sector, un must para muchos. Sin embargo, la alternativa móvil de Microsoft crece y comienza a dar respuesta a una de las grandes críticas que penden sobre su cabeza: la brevedad de su catálogo de aplicaciones. Según reportó Microsoft recientemente, reciben 500 nuevas apps cada día y en su tienda se registran 10 millones de transacciones a diario (más detalles aquí). Instagram, una de las más pedidas, arribó a Windows Phone Store hace algunas semanas.

En términos de hardware, cuenta con un procesador Snapdragon S4 de doble núcleo a 1GHz; su RAM es de 512MB; 8GB de memoria interna expandibles vía microSD; y una batería de 2000mAh que entrega una gran autonomía. Incluye conectividad 2G, 3G, WiFi, GPS, Bluetooth y NFC. Su cámara es de 6,7 MP y es capaz de grabar video a 720p. Añade, al frente, una cámara destinada a las videollamadas. En este apartado, vale decir que por el valor del equipo el apartado fotográfico aparece como destacado. Por supuesto, en la gama alta aparecen alternativas más avanzadas.

A diferencia del antes mencionado 920, Lumia 720 no se lleva para sí tantas miradas. Sin embargo, si tuviera que escoger entre ellos dos, me volcaría por el modelo de numeración más baja. Me resulta más cómodo en mano, aunque es cierto que resigna algunos ítems en la ficha técnica.

En el mercado argentino se vende desde los 1499 pesos hasta los 2299 pesos, según los planes que ofrecen las operadoras locales.

Galería de imágenes de Lumia 720

Compartir

Share on facebook
Share on twitter
Share on email
Share on whatsapp

Seguí leyendo