Anota estos tips para evitar lesiones al jugar videogames

Jugar al tenis, atrapar pájaros o deslizarse en una montaña de nieve son acciones tan entretenidas como riesgosas tanto en el mundo real como en el marco de los nuevos entretenimientos digitales.

Es importante hacer notar que estas consolas son evaluadas por entidades competentes antes de salir al mercado para asegurarnos que no dañen a los usuarios, y que además los fabricantes advierten a los jugadores cuáles son las medidas a tomar para mantenerse lejos de estos accidentes.

Ahora bien, más allá de estos consejos pueden presentarse algunas situaciones inconvenientes. Máxime en el caso de los títulos en los cuales se enfrentan dos usuarios que se posan uno junto al otro frente a la pantalla, pueden ocurrir algunos accidentes: saltos, raquetazos, bateos, patadas… y no siempre la distancia entre ellos es la adecuada.

¡Gran noticia que los videojuegos pongan el cuerpo en movimiento y conjuguen el mundo gamer con la movilidad, lejos del sedentarismo! En este sentido, los riesgos son idénticos a los que pueden acontecer mientras se realiza cualquier actividad física y deporte de contacto. Y no por ello hay que dejar de practicarlos. Eso sí: hay que realizarlos con cuidado y consciencia, lo mismo que ocurre con Kinect de Microsoft, Move de PlayStation y la pionera Wii Remote.

Consejos para divertirse sanamente

Kinect indica que los jugadores deben ubicarse a dos metros de distancia de la consola, y dos metros y medio del compañero en caso de jugar de a dos. A pesar de ello, también se pueden tomar precauciones para no quedar omnibulados por el objetivo y olvidar que en el entorno hay muebles, amigos o un suelo resbaladizo quizás.

Colocando una alfombra en el perímetro de juego, aislando mesas y sillas o ubicando almohadones que puedan acolchonar una caída la diversión está asegurada. Si tuvieses un espejo cerca, es bueno ubicarlo de manera tal que estén visibles tus movimientos y los de tu compañero como para mantenerse lejos de un manotazo ocasional.

No exijas a tu cuerpo más de lo que pueda dar. Desde que la Wii te propone hacer ejercicios con tu consola, parece que la hora de los deportes es más atractiva que cuando tenías que concurrir a un gimnasio. Es bueno tener a mano una botella con agua fresca para no deshidratarse y darle una pausa al juego para continuar luego con más energía.

Si te hace bien jugar y ejercitar al mismo tiempo, una buena forma de rebatir los anuncios de riesgos que hacen contra consolas como Kinect, Wii o Move, es seguir las precauciones y saber que para divertirse hay que ponerle el cuerpo, pero en buen estado y con las mismas precauciones que tomas a la hora de realizar un deporte tradicionalmente.

Compartir

Share on facebook
Share on twitter
Share on email
Share on whatsapp

Seguí leyendo